Frases de sancho panza

Frases de sancho panza

Sancho panza admira la grandeza

“Toda autobiografía tiene dos protagonistas: Don Quijote, el Ego, y Sancho Panza, el Yo. Si el mismo autor escribiera su autobiografía dos veces, una en una modalidad y otra en la otra, los dos relatos serían tan disímiles que sería difícil creer que fueron escritos por la misma persona. Aparecería como una criatura obsesionada, un caballero romántico que siempre da una serenata a la Fe o a la Belleza, sin sentido del humor y más grande que el tamaño de la vida en uno, y fríamente distanciado, lleno de humor y de burla de sí mismo, deficiente en la capacidad de afecto, fácilmente aburrido y más pequeño que el tamaño de la vida en el otro. Sancho Panza nunca ha visto rezar a don Quijote, y don Quijote nunca ha visto reír a Sancho Panza”.
“La ardiente ambición que tenía de ser gobernador se enfrió un poco después de bajar del cielo, y ver lo pequeña que era la tierra desde aquella gran altura; ¿dónde está la gloria de gobernar un grano de mostaza, o el honor o el orgullo de gobernar una media docena de hombres del tamaño de avellanas?”

Lección 31: don quijote le da consejos principescos a

Estoy leyendo (¿escuchando?) el Quijote, un enorme audiolibro no resumido, y me está encantando, sobre todo los proverbios del compañero de Don Quijote, Sancho Panza. Hay algunos puntos lentos en la novela, así como algunas historias tangenciales molestosamente largas, pero en general es una lectura fantástica. Aquí hay una página del libro que contiene uno de mis intercambios favoritos entre estos dos lunáticos. Estos dos personajes son fantásticos. Creo que tendré que modelar a uno de ellos, si no a ambos, en uno de mis libros en algún momento. Para destacar los proverbios, he utilizado negrita y cursiva.
“Sé firmar con mi nombre porque cuando era mayordomo en mi pueblo, aprendí a hacer unas letras como las que se usan para rotular en los fardos, y me dijeron que era mi nombre”, respondió Sancho. Además, puedo hacer que parezca que tengo la mano derecha rota y que otra persona firme por mí. Todo menos la muerte tiene remedio, y mientras tenga el poder y el bastón, haré lo que quiera. Además, quien tiene un alguacil por padre… Y como voy a ser gobernador, que es un cargo más alto que el de alguacil, ¡vamos a ver qué pasa! ¡Que se burlen y me difamen! Vendrán por la lana y se irán trasquilados, así el afortunado no tendrá que preocuparse. Y en el campo, las tonterías del rico se toman como sabiduría. Pensarán que soy perfecto si soy gobernador y liberal al mismo tiempo, como quiero ser. Las moscas te devorarán si te transformas en miel. Vales tanto como tienes, como decía mi abuela. Tampoco puedes vengarte de los terratenientes”.

Las 10 mejores citas de miguel de cervantes

Las siguientes citas de Don Quijote son pronunciadas por Sancho Panza o se refieren a él. Verás otros personajes y temas asociados a cada cita (cada tema se indica con su propio punto y símbolo, como éste:
Eres, serás y serás siempre un asno cuando tus días en este planeta lleguen a su fin, y es mi opinión que no habrás aceptado el hecho de que eres un animal cuando llegues a exhalar tu último aliento.
Por eso, oh Sancho, nuestras obras deben mantenerse dentro de los límites de la fe cristiana que profesamos. Hemos de matar la soberbia matando gigantes; hemos de matar la envidia con nuestra generosidad y magnanimidad; hemos de matar la ira con nuestra calma y serena disposición; hemos de matar la gula y la somnolencia comiendo tan poco como comemos y velando tanto como lo hacemos; hemos de matar la lascivia y la lujuria con nuestra fidelidad a quienes hemos hecho dueñas de nuestros pensamientos; hemos de matar

Lección 12 los razonamientos entre don quijote y sancho

Sancho le recuerda a don Quijote la ínsula que le ofreció gobernar a cambio de su ayuda en estas aventuras mientras vuelan. A lo largo del libro, Sancho le recuerda a Don Quijote su voto, demostrando que su devoción por Don Quijote está motivada no sólo por el amor a su amo, sino también por el deseo de riqueza y fuerza.
Sancho era el único que creía que todo lo que decía su amo era real, ya que conocía a su familia y se conocía a sí mismo desde su nacimiento. La única duda que tenía era sobre la misma encantadora Dulcinea del Toboso; pues, mientras vivía en el barrio, nunca había oído hablar de tal nombre ni había visto a tal princesa.
El narrador señala que Sancho es el único del público que cree a Don Quijote cuando habla a los cabreros de su amor por Dulcinea y de su condición de caballero. La credulidad de Sancho es evidente, ya que cree todas las historias de Don Quijote y sólo duda de la identidad de Dulcinea.

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad