Billy Porter revela que es seropositivo desde hace 14 años

La estrella de Pose, Billy Porter, ha hablado por primera vez sobre su condición de seropositivo, tras haber sido diagnosticado hace 14 años.

El actor de 51 años, que interpreta en la serie al agudo presentador Pray Tell -que también es seropositivo-, declaró a Hollywood Reporter que el año en que le diagnosticaron la enfermedad fue el peor de su vida.

Pero dijo que la pandemia de COVID le había hecho reevaluar su situación y mirarla con una nueva positividad.

«Esto es lo que parece ahora un seropositivo», dijo la estrella de 51 años, y prometió: «Voy a morir de otra cosa antes de morir de eso».

En una sincera entrevista, el actor de American Horror Story dijo: «Yo era de la generación que se suponía que debía saber más, y sucedió de todos modos.

«Fue 2007, el peor año de mi vida. Estuve en el precipicio de la oscuridad durante una década más o menos, pero 2007 fue el peor. En febrero, me diagnosticaron diabetes de tipo 2. En marzo, firmé los papeles de la quiebra. Y en junio, me diagnosticaron que era seropositivo.

«La vergüenza de aquel momento, sumada a la que ya se había (acumulado) en mi vida, me silenció, y he vivido con esa vergüenza en silencio durante 14 años. Ser seropositivo, de donde vengo, creciendo en la iglesia pentecostal con una familia muy religiosa, es un castigo de Dios».

Porter dijo que le contó a pocas personas su diagnóstico, ni siquiera a su madre, y añadió: «Intentaba tener una vida y una carrera, y no estaba seguro de poder hacerlo si las personas equivocadas lo sabían».

«Sólo sería una forma más de discriminarme en una profesión ya discriminatoria. Así que intenté pensar en ello lo menos posible. Intenté bloquearlo».

Porter se dio a conocer en Broadway, ganando un premio Tony por su papel en el musical Kinky Boots en 2013.

Ganó un Emmy en 2019 por interpretar a Pray Tell en el aclamado drama televisivo de Ryan Murphy Pose y obtuvo nominaciones a los Globos de Oro como mejor actor de drama televisivo tanto en 2019 como en 2020.

Dijo que la crisis de COVID le hizo enfrentarse a su trauma, y finalmente «se arrancó la tirita» y se lo contó a su madre el día del rodaje del último episodio de Pose.

Suscríbete al podcast Backstage en Apple Podcasts, Google Podcasts, Spotify, Spreaker

Utilizó su personaje en Pose como un sustituto, dijo, y añadió: «Pude decir todo lo que quería decir a través de un sustituto. Como persona negra, especialmente como hombre negro en este planeta, tienes que ser perfecto o te matarán. Pero mírame a mí. Sí, soy una estadística, pero la he superado.

«Esto es lo que parece ahora un seropositivo. Voy a morir de otra cosa antes de morir de esto. Mis niveles de células T son el doble de los tuyos gracias a esta medicación.

«Ahora voy al médico; como hombre negro de 51 años, voy al médico cada tres meses. Eso no ocurre en mi comunidad. No confiamos en los médicos.

«Pero voy al médico y sé lo que pasa en mi cuerpo. Soy el más sano que he tenido en toda mi vida. Así que es hora de dejar todo eso atrás y contar una historia diferente. No hay más estigma, acabemos con eso. Ya es hora.

«Llevo mucho tiempo viviéndolo y pasando vergüenza. Y estoy seguro de que esto me seguirá. Estoy seguro de que esto va a ser lo primero que diga todo el mundo, ‘seropositivo bla, bla, bla’.

«Vale. Lo que sea. No es lo único que soy. Soy mucho más que ese diagnóstico. Y si no quieres trabajar conmigo por mi condición, no eres digno de mí».

Pose se encuentra en su tercera temporada, mientras que Porter está escribiendo unas memorias, trabajando en un documental de Netflix sobre su vida, e interpretará a un Hada Madrina sin género este año en una nueva versión cinematográfica de Cenicienta, cuyo estreno está previsto para septiembre.

Fuente de la noticia aquí.

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad